Sin categorizar

El liderazgo llegará lejos, pero sólo los buenos gestores saben adónde…

Hace un par de semanas, me hicieron la pregunta sobre Líderes y Directivos, y sobre lo que es preferible, y que debemos ser. La respuesta es ambos. En los modelos de gestión, conviven, son complementarios y deben trabajar juntos. Nuestros 6 pilares de la Dirección Comercial no es ninguna excepción, las 3 piedras angulares de la Gestión de Ventas son Management – Liderazgo – Desarrollo de las personas según nuestro modelo.

 

 

 

 

¿Líder o Manager? ¡Los dos!

Management y Liderazgo son necesarios y complementarios. En suartículo de 1990 de la Harvard Business Review «Lo que realmente hacen los líderes», John P. Potter sostiene que tanto el management como el liderazgo son cruciales para el éxito de los ejecutivos a medida que avanzan en sus carreras.

 

 

El mito del líder nato

Uno de los conceptos erróneos más extendidos en el mundo empresarial actual es que existe una competencia entre liderazgo y gestión, que es o una o la otra, y que sólo el liderazgo te llevará adonde quieres ir. A menudo se piensa que el liderazgo es cuestión de carisma y visión, y que es algo con lo que se nace. El liderazgo es diferente del management, pero no se trata de tener una personalidad determinada ni mucho menos de ser elegido por un poder superior.

 

La capacidad de liderazgo no se adquiere al nacer; algunos rasgos de la personalidad pueden facilitar su desarrollo, pero ¡todos podemos adquirirla, desarrollarla y perfeccionarla!

 

Es cierto que muchas de las grandes empresas tienden a tener mucho management – mucha gestión y estructuras, mientras carecen de espacio y energía para desarrollar el liderazgo adecuado. Estas empresas deben desarrollar sus capacidades de liderazgo identificando a las personas con potencial y dándoles oportunidades para crecer. Sin embargo, es importante recordar que un liderazgo fuerte por sí solo no basta y debe equilibrarse con una buena gestión. Tanto el liderazgo como la gestión son necesarios para el éxito empresarial, y la empresa exitosa necesita tanto liderazgo fuerte como buen management para prosperar.

 

El liderazgo consiste en afrontar el cambio y ser capaz de inspirar y guiar a los demás para que trabajen hacia una visión en común. La gestión, por otra parte, consiste en hacer frente a la complejidad y mantener el buen funcionamiento de las operaciones cotidianas.

 

 

En esencia:

 

 

Sus habilidades de gestión… Sus dotes de liderazgo…
Planifica y crea presupuestos Establece la dirección donde dirigirnos
Organiza proyectos y asigna recursos Mueve a la gente en la dirección correcta
Proporciona control y resuelve problemas prácticos Motiva y da energía
Previsibilidad y resultados ordenados Crea e impulsa el cambio

 

 

Las habilidades de gestión, como planificar, organizar y controlar, son esenciales para mantener las operaciones cotidianas de una empresa. Sin embargo, las habilidades de liderazgo, como visionar, inspirar y guiar, son necesarias para impulsar el cambio – crear y implementar la estrategia que lleve a la empresa al siguiente nivel.

 

 

 

El papel de líder frente al del manager

El papel del líder es proporcionar dirección y marcar el rumbo de la organización, mientras que el papel del gestor es garantizar que la organización funcione como un reloj, con fluidez y eficacia.

Los mejores líderes son los que saben equilibrar estas dos funciones con eficacia, siendo capaces tanto de dirigir como de gestionar. Potter comenta que «los buenos líderes son buenos gestores, pero los buenos gestores no son necesariamente buenos líderes».

El artículo de Daniel Coleman de 2004 «What Makes a Leader» (Qué hace a un líder ) también subraya la importancia de las habilidades tanto de liderazgo como de gestión para triunfar en el mundo empresarial.

 

 

 

El liderazgo es más necesario que nunca

Coleman señala que el papel del líder se ha vuelto cada vez más importante en los últimos años, a medida que el entorno empresarial se ha hecho más competitivo y más volátil. Afirma que los líderes deben ser capaces de crear una visión de futuro e inspirar a los demás para que trabajen hacia esa visión. Al mismo tiempo, subraya la importancia de la capacidad de gestión, afirmando que los directivos deben ser capaces de planificar, organizar y controlar las operaciones cotidianas de la organización, para garantizar que funcione sin problemas y con eficacia.

¿Qué nos convierte en líderes?

El artículo identifica los rasgos y características de los líderes de éxito. Sostiene que los líderes eficaces tienden a poseer una combinación de:

  • inteligencia emocional, IE – autoconocimiento, autocontrol, motivación, empatía y habilidades sociales, que permiten a los líderes conectar con sus empleados e inspirarlos.
  • Inteligencia cognitiva, IQ: pensamiento estratégico y resolución de problemas, que permiten a los líderes tomar decisiones eficaces.
  • experiencia técnica o de la materia de su campo- permite a los líderes comprender su industria y los retos a los que se enfrenta su empresa.

 

Aprender de los errores

Coleman también destaca la importancia de la adaptabilidad y la capacidad de aprender del fracaso en el liderazgo. Afirma que los líderes que son capaces de adaptarse a las circunstancias cambiantes y aprender de sus errores tienen más probabilidades de tener éxito.

 

 

Conclusión

Las empresas deben buscar activamente personas con potencial de liderazgo, darles oportunidades para desarrollar y utilizar tanto sus habilidades de liderazgo como la excelencia de gestión para que estos de equilibren y se apoyen mutuamente.